“Manta Ray”

La conexión única de la tribu maorí con el mundo marino nos dio la línea de joyería “Manta Ray”. Cada pieza de esta línea consiste en patrones que se asemejan al habitante místico de las profundidades marinas: la manta raya. Las líneas claras doradas y el esmalte caliente transparente crean un encantador juego de luz que enfatiza el refinamiento y la libertad espiritual del dueño de la joyería.

El misterioso animal marino se considera un símbolo de protección y suerte en la cultura maorí. Su agilidad, equilibrio y nobleza inspiraron a los navegantes maoríes a conquistar el océano embravecido y explorar los rincones secretos de sus vastas extensiones.

La línea Manta Ray intriga y revela su fuerza interior. La belleza de sus piezas de joyería fascina y le permite sentir la serenidad y la libertad.